Cómo reparar goretex

Cómo reparar goretex de una forma fácil

Cómo reparar goretex

Como cualquier tejido sometido a requerimientos extremos, el Gore-Tex puede sufrir daños. Una caída, una rozadura, o un corte accidental, pueden dañar tu prenda y hacer que pierda su capacidad de protección contra el agua y el frío. Si te has preguntado alguna vez cómo reparar goretex, la respuesta es muy sencilla.

Como tejido impermeable y sintético, el Gore-Tex no se puede coser, puesto que las perforaciones de la aguja dañan su porosidad, convirtiendo la zona rota en una zona de posible entrada de agua en caso de lluvia. 

Existen en el mercado kits de reparación que te permitirán parchear tu chaqueta o chubasquero por su parte interior. Se trata de parches fabricados en el mismo material de tu prenda favorita, que se fijan de una forma muy firme a la tela dañada, cerrando las roturas y manteniendo así todas las propiedades del Gore-Tex.

Para una reparación de este tipo no tienes más que comprar un kit de los muchos que hay en el mercado

 

Kit de reparación de goretex

 

Talleres de reparación de goretex

Pero si no te atreves con este tipo de tareas, en algunas ciudades tienes tiendas especializadas en este tipo de reparaciones como Plumas las Cruces  en Madrid, que es un taller oficial autorizado por la marca, o talleres no oficiales como  L´Elegància de l´Eixample en Barcelona. En estos talleres podrás también sustituir las cremalleras en caso necesario.

Si tu chaqueta tiene la garantía «GUARANTEED TO KEEP YOU DRY®», no utilices los kits de reparación GORE-TEX y no la lleves a talleres no oficiales, si deseas conservar dicha garantía.

Como ves la filosofía de los fabricantes que utilizan Gore-Tex no se basa en fabricar prendas de usar y tirar, sino en ofrecerte una indumentaria muy duradera con un servicio de mantenimiento  adecuado, para que tu prenda dure muchos años sin perder sus características diferenciadoras.